Si te encuentras ante la labor de la legalización de pozos en Castilla y León, es recomendable que conozcas las ventajas que tiene la explotación de aguas subterráneas. Se trata de recursos que se encuentran debajo de las capas del suelo. Un pozo subterráneo es un lugar ubicado debajo de la tierra o entre las grietas de las rocas, en las cuales se acumula el agua proveniente de la nieve, lluvia o granizo.

Las aguas subterráneas tienen una gran cantidad de ventajas para nuestro consumo, ya que un pozo ofrece agua limpia y pura. Cuando el líquido ha llegado a este lugar, ya se ha filtrado a través de varias capas de materiales, lo cual va purificando el agua de la contaminación, suciedad, etc.

Las aguas subterráneas se acumulan en enormes cantidades, por lo cual constituyen un recurso muy abundante que puedes explotar, para lo cual es necesario que realices la legalización de pozos en Castilla y León. Esto se debe a que, al encontrarse bajo tierra, no sufren el efecto de la evaporación.

El agua subterránea es una corriente de agua que se encuentra siempre en movimiento. Esto contribuye a mejorar la calidad de la misma y a ofrecer un agua más limpia.

Una ventaja a destacar es que el agua de pozo es muy económica, ya que no resulta necesario manipularla para purificarla, con lo cual ahorras tiempo y dinero. Otro factor que garantiza la calidad del agua de pozo es que se mantiene a una temperatura muy fresca, por lo cual está libre de bacterias y gérmenes.

Es posible utilizarla de manera directa, ya que no contiene tierra, arena ni ningún otro elemento sólido. Además, los pozos de aguas subterráneas no se ven afectados por sequías, con lo que el nivel no desciende jamás, sino que suele aumentar.

Desde Sondeos Seymar recomendamos ampliamente el agua de pozo para el consumo humano.