Las empresas que se dedican a hacer perforación de pozos en Madrid centro saben lo que son los acuíferos y que características tienen. Lo cierto es que hay más cantidad de agua subterránea debajo de nuestros pies que en toda la superficie formando lagos y ríos. En esta entrada, te explicamos qué son los acuíferos y sus tipos.

Un acuífero es una o varias capas de rocas que tienen agua acumulada en sus poros y fisuras. Es por lo tanto una estructura geológica que, a través de maquinaria especializada, se puede explotar mediante la perforación de pozos en Madrid centro.

Los acuíferos tienen una zona saturada de agua en la roca porosa y otra zona superior sin carga de agua. Se alimentan con el agua de lluvia que se infiltra desde la superficie y llega a la capa saturada. Cuando las sequías son prolongadas, las bolsas de aguas subterránea corren el riesgo de desaparecer temporalmente.

Estos son los tipos de acuífero según su estructura:

- Acuíferos libres

Estos reservorios tienen una superficie libre en contacto con la atmósfera. La superficie en vertical del acuífero donde llega el agua se llama capa freática y, si excavamos un pozo y topamos con esta superficie, encontraremos lo que denominamos nivel freático.

- Acuíferos confinados

Estos reservorios tienen el agua a presión en la estructura geológica. Esto se debe a que las aguas subterráneas están cautivas entre dos capas de roca impermeable. El preciado líquido ocupa toda la formación geológica y, aunque perfores y saques agua, nunca se vacían los poros.

- Acuíferos semiconfinados

Estos son una mezcla de los dos anteriores, con capas de roca semipermeables que contienen al agua a presión. Este tipo transmite el líquido bastante lentamente y no son muy recomendables para la captación de aguas.

Si tienes alguna inquietud no dudes en consultarnos. Somos Sondeos Seymar, profesionales en la realización de pozos para captar aguas subterráneas.